Más de 4.000 árboles nativos fueron sembrados en Guayaquil durante 2021 por el Municipio, fundaciones y empresas privadas

Más de 4.000 árboles nativos fueron sembrados en Guayaquil durante 2021 por el Municipio, fundaciones y empresas privadas

2022/01/04 a las 2:43 PM 0 Por Juan Carlos Holguín

En la avenida 25 de Julio, sur de la urbe, el Municipio de Guayaquil sembró el árbol 4.000 de 2021.

Fue el miércoles 1 de diciembre. Ese día, a lo largo de 1,5 km, la Dirección municipal de Áreas Verdes ejecutó la última etapa del Plan de Arborización correspondiente al año 2021. Fueron instalados 175 árboles entre guayacanes amarillos y negros, completando la meta de 4.000 especies nativas nuevas en la ciudad.

Esta fue una de las iniciativas que se cumplieron en 2021 para la siembra de árboles en Guayaquil. Estos esfuerzos por recuperar el Guayaquil verde que todos añoran, congregaron no solo al Cabildo porteño, sino a fundaciones y empresa privada, junto con la comunidad.

El Plan de Arborización municipal cubrió diferentes partes de la ciudad como Autopista Narcisa de Jesús, Av. Francisco de Orellana, Av. Pedro Menéndez Gilbert, Av. 25 de Julio, Perimetral y Vía la Costa. En algunos tramos fueron reemplazadas palmeras por especies nativas.

Sobre los 4.000 árboles sembrados en 2021, la directora de Áreas Verdes, Alexandra Rivadeneira, manifestó que “nos encontramos felices de cumplir esta meta, pero no nos vamos a detener ahí. El próximo año serán por lo menos el doble, es decir, 8.000 árboles que se incorporan a la construcción de esta malla verde por un Guayaquil más ecológico, más sostenible, que se proyecta inteligente y por supuesto más verde”.

El Municipio recibió además el Plan de Gestión de Espacios Verdes de Uso Público del Arbolado Urbano de Guayaquil por parte de la CAF – Banco de Desarrollo de América Latina, financiado por la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD).

La vía a la Costa es uno de los sitios donde se ha realizado siembra de árboles. FOTO: Municipio de Guayaquil

Este instrumento de planificación contiene información como biodiversidad, espacios verdes, arbolado urbano, malla verde, análisis económico, manuales técnicos, entre otros. Estos datos son fundamentales para Guayaquil, que ya cuenta con una superficie arbórea de 72 millones de metros cuadrados.

Tras recibir el Plan de Gestión, la alcaldesa Cynthia Viteri aseguró que “próximamente habrá una nueva ordenanza en la cual se descontará de sus impuestos prediales, en este caso, a toda aquella persona que siembre o cuide árboles”.

SIEMBRA DE ÁRBOLES EN EL CLUB NACIONAL

La empresa guayaquileña Galambiente Verde también ha desarrollado actividades de reforestación. Uno de estos eventos fue la siembra de más de 100 árboles en el Club Nacional de Guayaquil, en septiembre pasado. Aquí participaron más de 70 personas, que plantaron especies como guayacanes, robles, palo santo y árboles frutales, como mango y pechiche.

El ingeniero ambiental Francisco Galvis Cárdenas, director de la empresa, señalo que “es súper importante motivar este tipo de actividades, porque esto nos va a ayudar a combatir juntos el cambio climático, que está afectando a todo el mundo”.

El empresario destacó que con la siembra de árboles, “vamos a ofrecer muchos servicios ambientales a la ciudad. Vamos a proporcionar hábitat a diferentes especies de animales, como aves y algunos reptiles que encontramos en esta zona. Y también nos va a favorecer como sociedad, porque vamos a tener un aire mucho más limpio en la ciudad”.

En el Club Nacional de Guayaquil, la comunidad participó en una jornada de reforestación. FOTO: Conexión Ecoverde

CORREDOR BIOLÓGICO

La agrupación Keep in science también se ha vinculado a diferentes actividades de reforestación. Está conformada por voluntarios con conocimientos de educación ambiental y trabaja por la protección de la naturaleza.

Según Benjamín Navas, uno de sus fundadores, es importante generar este tipo de eventos y darles seguimiento. “Una vez se hace una reforestación, hay que continuar con un seguimiento para saber qué ocurre con estos árboles”.

En el caso de la siembra de árboles en el Club Nacional, Navas destacó que sirve para crear un corredor biológico. “Al haber árboles, un ave podrá transportarse del sur de la ciudad hasta el norte, empezar a hacer refugios y comunidades. Si no hubiera este parche natural, sería más difícil que estas zonas se conecten”, señaló.

Con la creación de estos “parches verdes”, se ayuda a que la fauna dé estos saltos a toda la ciudad. De esta forma se hace una conexión y especies de aves, murciélagos, especies de flora, van a tener más espacio en todo Guayaquil.

Benjamín Navas y Doménica son integrantes del grupo ambientalista Keep in Science. FOTO: Conexión Ecoverde

SIEMBRATÓN

Otra actividad que desarrolló el Municipio de Guayaquil y que reunió a diversas fundaciones y organizaciones ambientalistas, fue la Siembratón. En el evento, realizado el 27 de noviembre de 2021, fueron sembrados 2.000 árboles nativos en siete áreas protegidas de la urbe.

“Los árboles no solo brindan sombra. También hay todo un ecosistema de fauna, que habita en los árboles y genera esta biodiversidad que caracteriza a Guayaquil”, indicó María Fernanda Rumbea, directora municipal de Ambiente.

Según la funcionaria, la Dirección a su cargo se va a encargar del cuidado de los árboles en cinco áreas naturales. “Junto con Cerro Blanco y con Prosperina también tenemos el apoyo para cuidar las especies que se están sembrando. Vamos a instalar tanques de agua para que la comunidad vigile el estado de los árboles”.

La idea, dijo, es que las personas puedan generar esta conexión con las plantas que siembran. “Como son especies que duran de 80 a 100 años, los niños y jóvenes podrán venir durante el transcurso de su vida y verán su árbol sembrado”.

La Siembratón se efectuó en noviembre de 2021. En ella fueron plantados 2.000 árboles. FOTO: Municipio de Guayaquil

LA ACADEMIA SE UNE

La Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES) también se ha involucrado en la reforestación de Guayaquil. En la Sembratón participaron estudiantes de Ingeniería Ambiental e Ingeniería en Biodiversidad, como parte de los cursos de Restauración Ecológica y de Ecología Aplicada.

“Son cerca de 30 estudiantes. Ellos colaboraron en la preparación del terreno, la eliminación de plagas, el retiro de basura. Y ayudaron con la siembra”, explicó Ileana Herrera, docente de la UEES. “Es un ejemplo de cómo la academia puede contribuir  a la conservación de la biodiversidad y a la calidad de vida de los ciudadanos de Guayaquil”.

Los jóvenes planificaron la ubicación de los árboles, efectuaron el diseño de dónde hacer los agujeros para sembrar y dónde se ponía cada especie. “Todo eso hay que analizarlo, saber cuáles especies son resistentes a la sombra y cuáles aguantan más a la intemperie”, indicó la educadora.

Y en todo este proceso también se involucró la comunidad. Lissy Lucero acudió a la Siembratón con su hijo, Nicolás, y un amigo, Carlos José. La mujer comentó que “el planeta necesita ser reforestado, necesita pulmones. Todos estos árboles que hoy estamos sembrando, van a ser pulmones en nuestro planeta en el futuro. Tenemos que poner nuestro granito de arena”.

Sobre la importancia de trabajar con los niños en la reforestación, Lissy afirmó que “ellos son el futuro, son los que necesitan tener un planeta para los próximos 50, 70 años. Es importante que desde hoy, ellos aprendan y participen en este tipo de actividades para que en el futuro también lo puedan hacer”. (I)

El apoyo de la comunidad ha sido fundamental para las iniciativas de reforestación. FOTO: Municipio de Guayaquil
Compartir artículo