Bruno, el perro rescatado en edificio de Quito, presentaba golpes en el tórax

Bruno, el perro rescatado en edificio de Quito, presentaba golpes en el tórax

2022/08/01 a las 1:18 AM 0 Por Redacción Conexión Noticias

Bruno, el perro rescatado el sábado 30 de julio en un edificio de Quito tras sufrir maltrato, presentaba golpes en la parte izquierda del tórax. Así se determinó en la revisión médica que se le efectuó luego de que fue sacado del sitio donde, según se observa en un video que se hizo viral, era agredido.

El hecho ocurrió en el sector de Monteserrín, en Quito. Los moradores difundieron las imágenes y la Unidad de Bienestar Animal (UBA) acudió al lugar junto con la Agencia Metropolitana de Control, AMC.

Según Daniel Navas, funcionario de la UBA, “una vez que nos permitieron el ingreso a la propiedad, se tomó contacto con la tutora del animal de compañía. Además, se recabó información e indicios respecto del incidente que fue captado en cámaras”.

De acuerdo con el funcionario, se verificó que el perro pasaba de manera constante en un espacio reducido. Esto pudo generar estrés e hiperactividad en el animal y este causó daños en los enseres. “Eso hizo que la tutora reaccione de manera violenta”, señaló Navas.

Al verificar que Bruno, de aproximadamente dos años de edad, fue agredido físicamente, fue trasladado al Centro de Atención Veterinaria, Refugio y Acogida Temporal ‘Cavrat’, ubicado en Calderón. Aquí le hicieron la respectiva evaluación física y etológica.

DIAGNÓSTICO

Los médicos veterinarios de la UBA recibieron al paciente a través de consulta general y evidenciaron que llegó ansioso y nervioso, no se dejaba tocar. Sin embargo, tras ganar su confianza, vieron que no presentaba dolor a nivel abdominal ni de cadera.

El perro tenía una hinchazón al nivel del cuello y un leve dolor en la parte izquierda del tórax. Se le rasuró la zona para examinar su piel, donde se encontró un enrojecimiento de 10 centímetros por consecuencia de golpes, confirmó Bienestar Animal. Todo producto del maltrato

En la mañana de este domingo 31 de julio, Bruno amaneció con dolor en la parte izquierda del tórax. Por ello se le aplicó una dosis de antinflamatorios y analgésicos. Kevin Morales, veterinario de la UBA, evaluó al perro y mencionó que “Bruno se encuentra más activo, socializa con otros perros, está alerta y juguetón”.

De acuerdo al Artículo 3352 del Código Municipal del Distrito Metropolitano de Quito, este acto sería considerado como una infracción muy grave. Es sancionada con  $ 4.250  por “provocar intencionalmente en los animales daño o sufrimiento en cualquiera de sus formas”.

Asimismo, según el Artículo 3347, si se verifica la existencia de un daño o peligro inminente o futuro en contra de uno o varios animales, se procederá a la imposición de la medida cautelar que fuere pertinente para el caso concreto. Esto con el fin de proteger al animal o animales cuya vida o integridad pudieran verse afectadas.

Por el momento, la Unidad de Bienestar Animal continuará atendiendo a Bruno, que recibirá terapia de rehabilitación comportamental. (I)

Compartir artículo