Clausuradas cuatro casas que funcionaban como moteles clandestinos en calles aledañas a La 18, en Guayaquil

Clausuradas cuatro casas que funcionaban como moteles clandestinos en calles aledañas a La 18, en Guayaquil

2021/07/18 a las 11:43 AM 0 Por Redacción

En las calles 17 y Brasil y otras vías aledañas al barrio de tolerancia conocido como La 18, el Municipio de Guayaquil clausuró cuatro casas que funcionaban como moteles clandestinos.

El operativo se realizó en conjunto entre la Dirección de Justicia y Vigilancia, Intendencia y Policía Nacional.

“Uno de estos sitios es reincidente. La semana pasada lo clausuramos, levantaron los sellos y están haciendo la misma actividad. Como Municipio vamos a multar al predio y al dueño de la casa. La multa va de 1 a 7 salarios básicos”, informó Cinthya Burgos, especialista de Control de Centros Nocturnos.

En ese inmueble también se hizo el retiro preventivo de parlantes y bebidas alcohólicas que se encontraron en el interior.

El intendente de Policía del Guayas, Manuel Cucalón, agregó que los clausurados “son domicilios que se han adecuado para prestar servicios a terceras personas que se dedican a la prostitución. Todas estas casas tienen sistemas de vigilancia interna y están intercomunicadas entre sí. Hemos podido hacer el retiro de varios CPU para determinar quiénes y cuánta gente ha ingresado a esas casas”.

Durante lo más álgido de la pandemia por la covid-19 en Guayaquil, La 18 estuvo cerrada. Cuando empezaron a levantarse las restricciones de movilidad, las trabajadoras sexuales de esta zona de tolerancia se tomaron las calles aledañas, para ejercer su actividad en la vía pública. Por lo tanto, las autoridades investigan si existen más viviendas que se alquilen como moteles clandestinos.

En otro operativo, las autoridades clausuraron un motel clandestino que funcionaba en el primer piso de un predio ubicado en la esquina de las calles Pedro Moncayo y Colón.

Así lo informó Luis Ávila, jefe de Delegados de Justicia y Vigilancia, quien dirigió la acción. Los funcionarios colocaron sellos de clausura en el primer piso del inmueble donde funcionaba el motel, en el ingreso al edificio y en una sastrería de la planta baja, que no tenía los respectivos permisos de funcionamiento.

“Hemos visto que existe un hostal clandestino que le da cabida a las personas que realizan trabajos sexuales en ese lugar. Encontramos sustancias sujetas a fiscalización, armas blancas, pelucas, preservativos”, informó Ávila.

El funcionario dio a conocer que el propietario será sancionado y se le ordenará que derrumbe los cuartos del motel clandestino. (I)

Compartir artículo