Sasha, un ángel peludo que murió atropellado

Sasha, un ángel peludo que murió atropellado

2022/12/30 a las 8:37 AM 0 Por Redacción Conexión Noticias

Sasha llegó a su nueva casa el 29 de diciembre de 2020 y en cuestión de segundos, se convirtió en la dueña y empezó a mandar. Con su carita dulce, su cuerpo pequeño (que escondía una maquinita de comer) y un encanto natural que engalanaba con el movimiento de su colita, la perrita beagle conquistó a su nueva familia.

Y con el paso de los días, con pequeños detalles, se fue haciendo parte fundamental de sus vidas. Un ladrido por aquí, un mordisquito amoroso por allá, una energía inagotable para jugar con Doménica y Daniela Solís, sus nuevas hermanas, y una que otra travesura, sirvieron para ganarse un espacio en la casa. Y en los corazones de la familia.

El pasado sábado 17 de diciembre, cuando estaba a punto de cumplir dos años de su llegada, Sasha se fue. Un vehículo sin placas que pasó «soplado» por un sector residencial de la ciudadela Alborada X etapa (atrás del centro comercial La Rotonda), en el norte de Guayaquil, atropelló a la perrita y la mató en forma instantánea.

El causante ni siquiera bajó la velocidad al sentir el golpe. Siguió su camino dejando atrás el cuerpo inerte de Sasha y una familia destrozada por la pérdida.

Las cenizss de Sasha permanecen en una caja, en la casa donde vivía con su familia humana. FOTO: Conexión Noticias Ec
Las cenizss de Sasha permanecen en una caja, en la casa donde vivía con su familia humana. FOTO: Conexión Noticias Ec

FAMILIA AMOROSA

Cuando Doménica y Daniela llegaban del colegio, Sasha las recibía eufórica. Asomaba su nariz por debajo de la puerta del garaje, ansiosa de que abrieran la puerta para lanzarse a sus brazos. Y lo mismo hacía con Wendy Bruque, su madre humana. La perrita se unió a esta familia amorosa. Y todas encontraron en ella un sostén para enfrentar los días difíciles.

Ahora, en medio del dolor por la partida, Wendy y sus vecinos recuerdan el siniestro de tránsito. «Fue una irresponsabilidad de ese conductor. Por aquí los carros pasan a toda velocidad, pese a que hay colegios. Hoy fue Sasha, mañana puede ser un niño», comentó la dueña de una tienda esquinera.

La mujer recuerda que su perrita, una french poodle gris, también estuvo a punto de ser atropellada por un carro a exceso de velocidad. Ella alcanzó a sujetarla pues el vehículo ni siquiera intentó detenerse.

El vacío que dejó Sasha es grande para Wendy, Doménica y Daniela. Pero aunque se fue físicamente, la perrita sigue viva en el recuerdo de su familia.

En sus redes sociales, la familia de Sasha le rindió un dulce homenaje. FOTO: Redes sociales
En sus redes sociales, la familia de Sasha le rindió un dulce homenaje. FOTO: Redes sociales

IBAN A CELEBRAR SU «QUINCEAÑERA»

Doménica, quien próximamente cumplirá 17 años, era la más apegada a ella. La dejaba dormir a su lado, la mimaba, le compraba regalos y tenía planeada su fiesta de cumpleaños el 29 de diciembre «para celebrarle la quinceañera», decía con una sonrisa la adolescente. Una sonrisa que fue reemplazada por la tristeza de perder a su perrita.

Sasha fue cremada y sus cenizas reposan en una urna, que está en una mesa de la casa. Para Doménica y Daniela, de 8 años, su hermanita peluda está presente en su memoria, en los momentos compartidos, en los instantes de amorosa compañía.

Y mientras tanto, Sasha las espera jugando en el puente del arco iris, donde algún día se reencontrará con su familia.

Descanza en paz, Sasha.

Compartir artículo